Bienvenidos al sitio web del Movimiento de Cursillos de 

Cristiandad de la Diócesis de San Francisco, Córdoba.\

5ª ULTREYA MUNDIAL DEL MCC EN FÁTIMA (Portugal) 2017


Screen-Shot-2016-02-10-at-12.11.11-PM.png

Esta 5ª ULTREYA MUNDIAL DEL MCC, tuvo lugar durante los días 4, al 7, de Mayo de 2017, en el Santuario de la Virgen de Fátima (Portugal. Un evento tan especial, para todo el mundo cursillista.

Un gran regalo del Señor Resucitado, en este tiempo de Pascua para todos y visitar a nuestra Madre la Santísima Virgen de Fátima.

También se cumplía el centenario del nacimiento de uno de nuestros iniciadores: Eduardo Bonnín. Con tal motivo se presentaba un libro biográfico y se ofició una Eucaristía de acción de gracias por esta figura pionera de Cursillos. Así como la acción de gracias por la apertura de los procesos de beatificación de dos de nuestros iniciadores: Mons. Sebastián Gayá y Eduardo Bonnín.

Este movimiento eclesial nació en España en el año 1949, con su primer cursillo en en enero de ese año en San Honorato Palma de Mallorca, teniendo como iniciadores al Venerable Manuel Aparici, consiliario nacional de A.C.; al obispo de Mallorca, Mons. Juan Hervás; los sacerdotes Sebastián Gayá y Juan Capó; y el laico, Eduardo Bonnín.

"Ultreya" es la antigua expresión que usaban los peregrinos que caminaban a Compostela, para saludarse y darse ánimos a lo largo del camino y que significa “¡Ánimo y adelante!”. En Cursillos también utilizamos este término  para designar un tipo de encuentro en el que suelen intervenir "cursillistas" que han participado en algún Cursillo y puede ser de carácter local, diocesano, interdiocesano, nacional, europeo o como en este caso mundial.

Una verdadera caricia de nuestra Madre la Virgen de Fátima. Reina de Cursillos. Rogad por nosotros!

De Colores!

  1. Resultado de imagen para gif animados del movimiento cursillo de cristiandad

Últimas noticias


HOJA MOTIVADORA AGOSTO 2017 (Enviado el 03/08/2017)
MES DE AGOSTO 2017 -- PRIMERA REUNIÓN
Revisión de vida: El ejercicio permanente de revisión de vida nos permite avanzar en nuestra conversión. ¿Cuál ha sido el PASO DE DIOS a través de un acontecimiento que nos permitió vivir un encuentro con Él en estos quince días? Pongamos en esta reunión de grupo nuestro testimonio.
TEMA: EL POSCURSILLO
Ver la realidad: El Precursillo y el Cursillo son el cauce para desembocar en el Poscursillo.
Veamos su definición: “El Poscursillo es el método comunitario (grupos – ultreyas) destinado a impulsar la conversión y vivencia cristiana impulsada en el Cursillo, para hacer que las inquietudes individuales y de los grupos que en él se originan lleguen a fermentar de Evangelio la comunidad eclesial y humana y las estructuras temporales”. I.F.
 ¿Estamos convencidos de que podemos vivir en gracia consciente, creciente y compartida?.
 ¿Qué significa que debemos fermentar de evangelio los ambientes?.
 ¿Cómo nos insertamos en la Iglesia? ¿Comprendimos que en cualquier estructura eclesial estamos para servir?.
 Estamos llamados a vivir en comunidad. ¿Dónde concretamos esta finalidad? ¿Movimiento (a través de los grupos) Parroquia u otra realidad ambiental?.
 Como laicos comprometidos, ¿descubrimos cómo a partir del C. E. Vat II, nuestra misión en la Iglesia de consagrar el mundo, son un derecho y un deber?.
“La función primordial y permanente del Poscursillo deberá ser, ante todo, la de renovar, acelerar y perfeccionar nuestra conversión que es un proceso progresivo pero siempre inacabado y porque la transformación de los ambientes se logrará solo en la medida de nuestra propia conversión” I.F.
Iluminación: Hechos 4, 32 – 36
1° Carta de Pedro 2, 1 – 3
Actuar: Encontrar nuestra vocación en la Iglesia y en ella poner nuestros carismas a su servicio.
No se trata de “llenarnos de actividades” sino de vivir lo fundamental cristiano siendo discípulos y misioneros.
Para ampliar, leer o comentar, ver en Ideas Fundamentales “El Poscursillo”.



MES DE AGOSTO 2017 - SEGUNDA REUNIÓN
Revisión de vida: Compartir el paso de Dios. Será nuestro aporte valioso al grupo.
TEMA: AMORIS LAETITIA CAPÍTULO V
Ver la realidad: Dice el Papa Francisco: “Los hijos son amados antes de que lleguen”.
 Sin embargo conocemos casos de niños que desde el inicio son rechazados, abandonados, usados por los narcotraficantes; así les roban la infancia y su futuro.
 ¿Tenemos verdadero aprecio por la vida desde la concepción?. ¿Es el hijo que llega un don de Dios o una carga que soportar?.
 ¿Sabemos vivir la paternidad responsable y aconsejarla a los jóvenes matrimonios?.
 ¿Vemos a cada hijo como único e irrepetible?.
 Los esposos (padre y madre) ¿son conscientes de que son cooperadores de Dios al engendrar la vida?. ¿Muestran a sus hijos el rostro materno y el rostro paterno de Dios?.
 Si bien la mujer moderna trabaja, estudia o tiene en cuenta otros objetivos personales, ¿conoce la gran necesidad que tienen los hijos, sobre todo en los primeros meses de vida, de su presencia materna en el hogar?.
 Las madres ¿transmiten hoy la fe, las prácticas religiosas, enseñan a rezar a sus hijos?.
 “Un padre con una clara identidad masculina, que a su vez combine con la mujer el afecto y la protección, es tan necesario como los cuidados maternos”. Por exceso de trabajo, ¿son los padres ausentes en la educación, formación y protección de los hijos?.
 Cuando los hijos no llegan ¿qué pensamos de la adopción?.
 El pequeño grupo familiar no debería aislarse de la familia ampliada: padres, tíos, primos, amigos e incluso vecinos. ¿Hacemos algo concreto para mantener esos lazos de afecto, ayudando, consolando, acompañando sobre todo a los ancianos, enfermos o discapacitados?.
 En esta familia grande, están también el suegro, la suegra y todos los parientes del cónyuge, ¿tenemos el corazón abierto a todos, tratando de comprender su lenguaje, contener las críticas, integrándolos con caridad?.
Iluminación: Mc 7, 8 – 13 Salmo 71, 9
Actuar: Revisemos nuestras actitudes en la familia, veamos en qué podemos cambiar. Hagamos un compromiso claro y pidamos la gracia de Dios para poder cumplirlo.


HOJA MOTIVADORA JULIO 2017 (Enviado el 01/07/2017)

 
MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE CRISTIANDAD. DIÓCESIS DE SAN FRANCISCO 
MES JULIO DE 2017  --   PRIMERA REUNIÓN 
No olvidemos realizar nuestra REVISIÓN DE VIDA teniendo en cuenta el esquema presentado en el mes anterior. Nuestra vivencia de un acontecimiento que genere el deseo de compartir  el Paso de Dios a través de él, será nuestro aporte valioso a la reunión de grupo. 
T E M A:  ULTREYA 
Lo primero  que hay que saber es que no hay ningún método esencial a la Ultreya, sólo que ésta siempre ha de tener carácter formativo y vivencial a la vez.  
VER LA REALIDAD: ¿Vamos a las  Ultreyas?    Sí  - No          ¿Por qué vamos o dejamos de ir?. 
¿Entendimos que la Ultreya es la comunidad eclesial que se reúne para compartir la vivencia y convivencia de lo fundamental cristiano y potenciar el compromiso de ir fermentando de Evangelio los ambientes? 
“Cuando se deja de entender cualquiera de estas dos finalidades, o se pretenden otras distintas, lo natural es que la Ultreya desfallezca, por vaciarse de  contenido” (Ideas Fundamentales). 
La Ultreya nos debe ayudar a perseverar en el Movimiento y a crecer como cristianos, por el testimonio y las vivencias de los hermanos que se reúnen en este grupo grande.  ¿Sabemos cómo debemos manifestar nuestro testimonio en la Ultreya?   ¿Cuáles son  sus características?.  
 El testimonio debe ser:   ACTUAL,  BREVE  Y  CENTRADO EN CRISTO. 
Por la Ultreya, ¿nos sentimos apoyados en nuestra vocación de laicos comprometidos en la Iglesia y en el mundo?. ¿Nos ayudan nuestras Ultreyas a formar o profundizar nuestra vida de COMUNIDAD?.   Los dirigentes, ¿se esfuerzan por conocer, situar, iluminar y acompañar sobre todo a los más nuevos, para que gusten la alegría del encuentro mensual en la Ultreya?. 
ILUMINACIÓN:     Mateo 18, 19-20 
                                 Mateo  5, 13-16 
ACTUAR :   COMPROMISO: llevar nuestra vida y la vida de nuestros  grupos a las ULTREYAS.  No esperar que “los otros” den testimonios. Participemos y compartamos nuestro vivir en Cristo. 
 
 
MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE CRISTIANDAD  -  DIÓCESIS DE SAN FRANCISCO MES JULIO 2017:  SEGUNDA REUNIÓN 
 
REVISIÓN DE VIDA:   ¿Ya pensé qué acontecimiento me hizo ver el  PASO de Dios en estos quince días?  Ahora es el momento  de traerlo al grupo para ser testigos del Evangelio. 
TEMA: Amoris Laetitia -  Capítulo V  “La alegría del amor” 
VER LA REALIDAD:  “EL AMOR SIEMPRE DA VIDA”.  
¿Reconocemos la llegada de un hijo, como un regalo de Dios? En nuestros ambientes, ¿siempre se acoge la vida que viene como un don de Dios?  “Un hijo no puede ser usado  para el propio beneficio. Es un ser humano con un valor inmenso. Se ama a un hijo porque es hijo, no porque es hermoso, porque es de una u otra manera”.  ¿Sabemos que tanto la madre como el padre son cooperadores del amor de Dios Creador?   Ellos muestran el rostro materno y paterno de Dios. 
¿Nos duele el sentimiento de orfandad que viven hoy muchos niños y jóvenes?  “Es legítimo e incluso deseable que las mujeres quieran estudiar, trabajar, desarrollar sus capacidades,  pero al mismo tiempo,  no podemos ignorar la necesidad que tienen los niños de la presencia materna, especialmente en los primeros meses de vida” (A. Laetitia N°173). 
¿Les damos a los niños la ternura, la entrega, el cuidado que ellos necesitan para crecer sanos y seguros?    La misión del padre:  “Un padre con una clara y feliz identidad masculina, que a su vez combina  en su trato con la mujer el afecto y la protección, es tan necesario como los cuidados maternos”…“la presencia clara y bien definida de las dos figuras, femenina y masculina, crean el ámbito más adecuado para la maduración del niño” (A.Laetitia N°175).    Vemos a menudo padres ausentes. En el pasado, en algunas casas reinaba el autoritarismo y a veces el mal trato.  Hoy,  el padre, muchas veces  está tan concentrado en su trabajo, en la tecnología, que su ausencia o el cambio de roles (se hace “amigo” del hijo,  renuncia a su legítima autoridad) es lo que daña el adecuado proceso de maduración  que los niños necesitan. 
Cuando los hijos no llegan,  ¿tenemos claro que el matrimonio como amistad y comunión de la vida toda, sigue existiendo y conserva su valor e indisolubilidad?. “La adopción es un camino para realizar la maternidad y la paternidad de manera muy generosa” (A.Laetitia N°179).   ¿Somos como padres los primeros educadores de la fe de nuestros hijos?,  ¿les enseñamos a rezar?,  ¿los llevamos al templo desde pequeños?.   Hoy, ¿se sigue amando a los abuelos,  a los ancianos, a la “familia grande” tíos , primos , sobrinos?, ¿los tenemos en cuenta, incluso a los vecinos?. 
ILUMINACIÓN:  Lucas 2,  41-52     (leer y comentar) 
ACTUAR:  Emitir un compromiso que me haga mejorar en algún punto mi vida de familia . En lo posible leer el capítulo V del documento tan valioso  de Amoris Laetitia.  Hacer un esfuerzo por leerlo juntos, comentarlo y difundirlo 

Archivo de Noticias Para ver las noticias anteriores, haga click aquí.